sábado, 24 de junio de 2017

Me gusta leer...

Buenos días, buenas tardes, buenas noches...
El 21 os dejaba mi opinión sobre uno de los mejores libros que he leído en 2017, y cuatro días después os doy mi opinión sobre el último libro que he devorado.
Para dar una explicación de mi repentino tiempo os diré que el día 22 de Junio me dieron la baja debido a una dorsalgia y lumbalgia que me tiene dolorida y algo medicada con lo cual tan sólo puedo leer, ponerme al día con series e intentar escribir, pero eso me cuesta un poco más y supongo que será por la postura.
No voy a enrollarme más ya que supongo que estaréis deseando saber cuál es el libro que me ha tenido absorbida y hecho compañía estos días.
Recordad que es mi opinión, que no suelo darla si es una lectura pésima.
Que antes de ser escritora he sido y soy lectora, que mis libros pueden no gustar y con respeto espero millones de opiniones porque para gustos los colores.
Comencemos pues...


Laura Maqueda me sorprendió con el primer libro que leía de ella, Érase una vez en Londres.
Me sentí identificada con Miriam por su fuerte carácter, por el inglesito no; no he conocido ninguno y mis aspiraciones eran el príncipe William y ya lo he desechado.
Encontré tópicazos como lo del tío bueno y con dinero, para mí la trama hubiera estado mejor si acaba con el del bar. Spoilers a un lado.
La historia me gustó, me pareció entretenida y me hizo reír.
Pero ahora es hora de hablar de la segunda parte, esa que acabo de terminar y que no pretendo reseñar, sólo es mi opinión.

La portada maravillosa y divertida al igual que la primera.
Es lo único que me ha gustado.
Si hubiese sido una continuación de la divertida Miriam con algún altibajo en esa perfecta relación hubiese sido más creíble.
Pero pese a tener trama de sobra para agridulzarlo no ha sido de mi gusto, me han sobrado páginas y eso que la historia no es larga.
Todos demasiados perfectos e irreales, hasta el imperfecto era perfecto.
Lo repito, podría haberle sacado más jugo de lo que lo ha hecho.
Tenía filón para revolver la historia, mantener el suspense y tenernos con el corazón en un puño, pero no ha sido así, ha resultado previsible y la última parte hubiera sido el epílogo o relato corto añadido a la primera parte, pero ahora...
En fin, que es mi opinión y seguiré leyendo a la autora, pero esta vez no me ha entusiasmado.

Nos vemos en la próxima lectura.

miércoles, 21 de junio de 2017

Me gusta leer...

Buenos días, buenas tardes, buenas noches...
Me falta tiempo para entrar, para escribir mis pensamientos u opiniones, me falta tiempo para leer y escribir.
Últimamente mi vida social se compone de playa y amigos, pero amigos de verdad, no los imaginarios plasmados en la pantalla tras vivir en mi cabeza, jajajaja
Bueno, pues voy a dar mi opinión sobre el reciente libro que he leído, he tardado un mes, pero no en leerlo en sí porque la lectura es amena y para nada empalagosa.
Tuve vacaciones, terminé mi sexta historia a la espera de valoración por mis lectoras 0, y entre unas cosas y otras tan sólo leía un capítulo o nada.
También he de decir que la protagonista, SIlvia, me ponía muy nerviosa por su forma de verse y quererse, luego entendí que todas alguna vez nos hemos sentido así o conocemos a alguien.
Sin lugar a dudas es de lo mejor que he leído este año, que no me deja mucho tiempo, pero que intento aprovechar al máximo.
Que la historia transcurra en París me conquista un poco ya que soy una enamorada de la ciudad, de hecho la llevo tatuada.

Recordad que es mi opinión y que lo he leído en un momento de mi vida en el que tenía un hacerlo, tal vez a otra persona no le pase lo mismo ni le despierte los mismos sentimientos.


Cuando un lector siente una afinidad tan fuerte con un autor...
Todas las almas están conectadas, incluso más allá de la muerte. El amor entre quienes se entregan escribiendo y quienes se entregan leyendo es tan real como la mismísima vida.

Estas son algunas frases que han erizado mi vello.

Todos los lectores, incluida yo, a veces buscamos respuestas en nuestras lecturas, pero lo que hacen es plantearnos nuevas preguntas que no habíamos observado.

Un libro que no olvidaré, que recomiendo al 100% y que he disfrutado y pensado.
Nos vemos en los libros...

domingo, 4 de junio de 2017

Noche en el teatro

Buenos días, buenas tardes, buenas noches...
Siento tanta ausencia por estos lares, pero me falta tiempo hasta para leer o comer. 
Desde niña mi madre quería que viésemos una obra de teatro, pero no las de pueblo, sino ir a un teatro de verdad en Alicante, Madrid o Valencia, pero lo fuimos dejando, nunca era el momento y nunca lo fue. Creo que por ese motivo intento cumplir mis sueños y no dejarlos para cuando cierro los ojos.
En fin, que mi cuarto libro (Tengo 30 años, ¿y ahora qué?) va a llevarse al teatro y yo nunca había visto una, así que éste viernes fui, junto a una amiga a ver mi primera obra de teatro, un musical, y no fue El Rey León.

Mi opinión será muy sincera, conocí a Manuel Bandera en la película Las Cosas del Querer y verlo después de tantos años fue una gran sorpresa. La obra estuvo divertida y realista, creo que el amor son altibajos que reflejaron muy bien.
Los locos amigos interpretados por Alaska y Mario Vaquerizo son esos amigos que todos tenemos que viven el amor de forma poco tradicional.
¿Por qué hacer lo que la sociedad nos pide en lugar de hacer lo nos dicte el corazón?
Ya sea casarnos y no tener hijos o no casarnos y vivir la vida loca, es nuestra vida y la vivimos cómo queremos.
La interpretación de Bibiana fue buena, aunque en ocasiones no la entendiese.
Reconozco que un musical no era lo que quería ver para una primera vez, pero fue una primera vez inolvidable y seguro que volveré porque fue una experiencia gratificante.

Qué empiece la función, mucha mierda!!!!!!!

lunes, 22 de mayo de 2017

La convivencia mata

Buenos días, buenas tardes, buenas noches...
Seguramente os parezca extraño el título de éste post, pero son de esas conversaciones que tienes con tus amigas entre risas.
Bueno, he estado de vacaciones y he tenido tiempo de estar con mis amigas y de escribir mi sexto bebé, más bien terminarlo.
Puedo decir que me ha cundido.
Volviendo al post, un día de comida y risas traen un tema de reflexión, la convivencia mata.

El principio de una relación siempre es fantástico, das a conocer lo que quieres, lo que sabe que quiere oír y muy poco de ti para no espantarlo (y viceversa) la primera escapada romántica es sexual, la segunda para conocerse más y cuando llevas 15 años con alguien ya se ha vuelto rutina.
Ambas partes se olvidan de sorprender al otro, de cambiar la monotonía.
Es el plan de la sociedad, tienes novio y ya empiezan a presionarte sobre la boda, te casas y la presión es sobre los hijos.
Perdonadme pero no soy una coneja, tengo una vida, la mía y la viviré cómo me plazca.
¿Qué explicaciones les debes a los demás? Hagas lo que hagas te van a criticar y cuando estés muerto de van a endiosar.
Vive haciendo lo que quieres y no lo que esperan, así no vives.
Me desvío del tema con gran facilidad.
Como soy mujer y en este caso éramos mujeres las que hablábamos pues lo diré desde esa parte.
Si conocemos a un chico que tiene aficiones, jugar a fútbol o verlo, quedar con los amigos los viernes o irse una vez al mes de juerga; ¿por qué intentamos cambiarlo? Ya lo conocimos así.
O fingimos compartir aficiones que a la larga, sobre todo en la convivencia, descubren que no nos gusta que además odiamos que las tengan.
Otro ejemplo, no sé si os ha pasado, pero tengo una amiga que iba a casarse y odiaba que su chico cantase en la ducha o planchase su ropa interior. Pero no se da cuenta cuando eran novios sino cuando va a casarse y obviamente no se casó. 
Dos meses después conoció a un chico alemán y lo dejó todo por él, se casaron y son familia numerosa.
Gracias a ella aprendí a que la vida son momentos, instantes que tenemos que disfrutar y no engañarnos creyendo que lo mejor es lo conocido, pues lo desconocido te tiene que conocer y puedes ser tú y no lo que esperan.
Según estoy escribiendo esto estoy pensando en la trama de una nueva historia, un loco que asesina a su familia porque no le gusta lo que ha creado, porque lo conocen demasiado y de esta manera empieza de cero en otro sitio fingiendo ser otra persona, más oscuro y triste que el anterior.
El amor no es una ciencia, pero es un hecho que si no riegas un jardín las flores no saldrán.
Te pasas tiempo pensando en esos momentos en el sofá, Pelicula y palomitas, tocamientos, mimos y sexo. Y un buen día cada uno está en un sofá, viendo la tablet, leyendo o viendo una peli, y cuando vas a sorprender con una noche de pasión lo descubres durmiendo y adiós.
Por no hablar de ducharse juntos y que nos depilemos delante de ellos, eso mata la pasión, bája la libido y lo pierde todo.
No voy hablar de otros momentos de intimidad en el baño, pero deberíamos guardar esos momentos para nosotros mismos, no hace falta compartirlo todo.

sábado, 6 de mayo de 2017

El día de la madre

Buenos días, buenas tardes, buenas noches...
Parece ser hoy y no mañana ni ayer es el día de la madre, por desgracia para mí no es hoy, lo es siempre porque cada día la llevo en mi mente y aunque ya han pasado cinco años, se dice pronto, sigo llamando a su teléfono cuando en mi vida ocurren cosas importantes.
Ya no puedo sentir sus abrazos, esos que dicen "Tranquila, todo irá bien" pero muchas de sus frases me ayudan cada día a no dejar de sonreír.
Cuando era pequeña no entendía algunos comentarios de mi madre que ahora con 32 años si comprendo a la perfección. Mi madre tenía una paciencia, que no he heredado, sobrehumana.
Siempre iluminaba con su sonrisa, su simpatía era con derecho de admisión y su mirada podría ser tan reveladora como intimidatoria, algo que sí he heredado.
Mi madre no creía en castigos ni prohibiciones, pero a su manera me enseñó los peligros del mundo y cómo afrontarme a ellos.
Me enseñó a tener confianza selectiva y seguir mis instintos, lo que nunca me enseñó es a vivir con dolor.
Los años pasan, te acostumbras a la ausencia y a sonreír en los recuerdos, a no entristecerte en la añoranza, más bien hacerte fuerte y seguir viviendo y luchando porque sería lo que querrían de ti.
Así que hoy, a parte de ser el día de la madre y de que muchos empiezan a tener comuniones, es un día cualquiera.
Vivámoslo y sonriamos a la vida.


La palabra madre es muy grande, cuando te quedas embarazada lo haces con una ilusión desmesurada, nadie te dice los riesgos que puedes tener ni lo mal que lo pasas cuando abortas.
Sueños y esperanzas que pones en esa persona que es fruto del amor, tuyo hacía él.
Y en otros casos no es madre quien pare, sino quien educa y pasa malas noches por hacerte sonreír.
Felicidades a todas las madres y recordad, aunque no queráis decir ni pareceros a vuestras madres, lo haremos, porque siempre están ahí sus recuerdos.

martes, 2 de mayo de 2017

Me gusta leer...

Buenos días, buenas tardes, buenas noches...
Hace un mes que no dejó ninguna entrada, no es porque no tenga nada que decir, más bien es por falta de tiempo.
Entre el trabajo, la vida social, los nuevos proyectos e intentar leer, pues me faltan horas para muchas cosas.
Con el paso de los años y de las decepciones he aprendido a no enamorarme de las portadas de los libros, pues me he llevado muchas decepciones tras leerlos.
Hace nada empecé el nuevo libro de Jojo Moyes, autora que me enamoró con Yo Antes de Ti.
Pues aunque me enganchó no pude terminarlo. Tal vez no era mi momento para leerlo, pero tampoco voy a decir que no lo recomiendo, pues para gustos los colores y esto es solo la opinión de una lectora, como otra cualquiera. 
A mí no me los regalan las editoriales, no soy bloggera ni nada. 
Simplemente me gusta compartir los libros que me gustan, así como las películas incluso anécdotas de la vida o más opiniones.
Que yo también me expongo y puedo no gustar, por eso siempre que algo no me termina de encajar intento dar una explicación o volver a darle una oportunidad más adelante.
Dicho mi repertorio me pongo a soltar otro discurso para recomendar el último libro que he leído y que lo hice dejándome llevar por su portada.

Me sentí identificada con Coco, su protagonista, con Lola, su amiga impulsiva y me enamoré de Oliver olvidando que tenía un secreto. ¿Quién no los tiene?
Lo empecé el domingo por la tarde, un capítulo que me hizo querer más, que pese a acostarme tarde al día siguiente me levanté temprano, a las 8h para continuar leyendo. Paré a desayunar, a poner lavadoras tan deprisa cómo podía para volver a sentarme, tumbarme a leer.
A las 20h terminaba las más de 300 páginas, con un sabor amargo por haberlo terminado.
Culpa mía por no parar, por continuar y no pensar que se podía acabar, pero necesitaba más.
La recomiendo muuuuuucho y más si tenéis el día ñoño, porque alguna lágrima también os caerá.
Bravo!!!!!!!!
Ahora a leer algo más de la escritora.

martes, 4 de abril de 2017

Me gusta leer...

Buenos días, buenas tardes, buenas noches...
Intento ponerme al día con mis lecturas, también con mis novelas y ando ausente de las redes sociales, pero hoy os dejo mi opinión, esa que puede que os interese como que no; pero aquí la dejo.
Mi último libro es el de...
Lo adivináis?
Lo conocéis?
Pues os lo presento, es una historia llena de realidad, es posible que lo hayáis oído en la televisión o conocéis a alguien. 
Al principio se me hizo larga, pero encontré ese punto que me hizo no dejar de leer y querer más.
No esperaba que me fuese a enganchar tanto, pero creo que la portada y la narrativa fueron cómplices de ese enganche que me enamoraron.
Os la recomiendo porque es la vida y nada intuir algo para que no ocurra.
Ya podéis adquirirla en Amazon y leibroseditorial.com
No perdáis la oportunidad de leerla y de sentir como os hierve la sangre con cada capítulo.